La soledad en la tercera edad

“La soledad en las personas de la llamada tercera edad”, es el tema para este miércoles en Contrabanda FM. Hemos hablado en otras ocasiones obre la soledad, pero en esta ocasión la centraremos en el mundo de las personas mayores que viven solas, que se encuentran en las residencias, o que no tienen nadie que les haga compañía. ¿Cómo viven la soledad?. ¿Cómo se sienten?. Seguro que en esta ocasión repasaremos todos los tópicos de lo que llaman vejez, para intentar entrar en el umbral de la muerte que nos espera a todas al final de nuestro camino. Hasta entonces, que la vida sea gozosa porque no se puede ni temer a la soledad, ni a la muerte si se ha vivido intensamente.

La indiferencia

El tema sobre el que van a girar los comentarios, es “La indiferencia”. Se suele de decir que “no hay mayor desprecio que la indiferencia”. La indiferencia afecta desde los afectos y vínculos que se han formado y que bruscamente quedan incomunicados. Desde una parte se intenta comunicar desesperadamente, pero desde la otra parece que no hay ni una sola señal, ni el más mínimo interés en responder a la llamada. Cuando el afecto, el aprecio, el amor está por medio, esa falta de respuesta genera sufrimiento o despecho. Dicen que la indiferencia en circunstancias como esas, es una demostración de pobreza afectiva. También se puede entender como una respuesta cobarde ante una situación que necesita y requiere de diálogo. A veces se confunde el silencio con la indiferencia, porque el silencio también puede crear ciertas incertidumbres, y en muchas ocasiones cuesta de entender que el silencio es también otra manera de comunicar, de intentar conectar con lo que está pasando… Hay muchos interrogantes acerca de la indiferencia, pero a mi se me sugiere uno. ¿Es posible amar a alguien que se muestra indiferente?. A veces, confundimos ciertas respuestas con la indiferencia, como por ejemplo, eso que llaman “pasotismo”, despreocupación, vagancia, etc… Hay cuestiones que han salido en la propuesta del tema, aspectos como la indiferencia como forma de protegerse de algo o alguien y la indiferencia como forma de violencia psicológica… O sea, que la indiferencia podría ser a la vez una manera de protegerse como una forma de agresión…, al mismo tiempo coraza y arma. ¿Qué os parece…?