Ciudad Vs Pueblo

En el programa de este miércoles 23 de junio, vamos a hablar de las ventajas y desventajas de vivir en la ciudad o en el campo. Nos vamos al campo para descansar del estrés urbano y algunos enferman por exceso de tranquilidad y porque no saben vivir sin su dosis de estrés, ni sus ruidos cotidianos. Vivir del campo es duro, tanto como vivir en la ciudad. Son durezas diferentes. En una es el contacto con la naturaleza principalmente, en otra, es la indiferencia con el entorno y el contacto con factores estresantes como la contaminación por gases, ruidos, exceso de estímulos visuales, productos tóxicos, etc…
Los tópicos de la vida bucólica, nos han formado unas falsas ideas acerca de la tranquila y placentera vida en el campo, en la que a la plaga de sanguinarios mosquitos, hay que sumar los tábanos del estiércol, las extenuantes jornadas de trabajo de sol a sol. La soledad de la ciudad contrasta con la proximidad en la relación en los pueblos, en los que las cuestiones personales más triviales, pueden ser de dominio popular.
Las grandes urbanizaciones que actualmente rodean muchos de los pueblos, reúnen lo peor de la ciudad y lo peor del pueblo. El aislamiento urbano, la falta de servicios de los pueblos, son algunas de las situaciones de esas poblaciones artificiales que no matan de estrés, sino de aburrimiento.
En definitiva, hay personas que, con la edad, regresan a sus pueblos o se van a vivir al campo. Hay personas jóvenes, que se van a los pueblos abandonados a cambiar sus formas de vida… Lo cierto, es que las grandes diferencias que antaño separaban las zonas rurales y urbanas, hoy se han reducido…
Este es el tema que vamos a tratar el miércoles en la radio, seguro que no descubriremos nada que no sepamos, pero pasaremos la tarde hablando por el placer de hablar sobre campos, pueblos y ciudades…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*