Nikosia. La música

La música es el tema del programa de este miércoles 2 de Febrero del 2011. Alguien ha planteado que se puede escuchar música cuando se está en el vientre materno, la verdad, personalmente no lo recuerdo y eso que tengo bastante memoria para la música que he oído, sobre todo si me ha gustado. De todas formas no niego que se escuche, lo que niego es que se recuerde y que sepamos que es música y no otra cosa. También aseguran que escuchamos los latidos del corazón de nuestra madre, y aunque tampoco lo recuerdo, ese sonido me es más familiar, aunque a estas alturas, sería incapaz de identificar el latido de mi madre, de cualquier otro latido.
Sobre las cuestiones que ha suscitado este tema, sobre lo que más se ha hablado y quizás sobre lo que menos me interesaba ahora hacerlo, es sobre los abusos legales como la ley Sinde que persigue las descargas por internet y todo el litigio que hay montado contra la SGAE, esa sociedad de abusadores y mutiladores de libertades en nombre del negocio y el comercio y sus supuestos productores.
Sobre casi todo lo que recuerdo que se habló del tema, lo que más me preocupó es por qué ante la propuesta de la música, casi nadie habló de ella. Quizás la relación que tiene con la expresión de emociones y sentimientos sea un motivo más que suficiente para eludir cualquier comentario, ni tan siquiera el conocido tópico de que “la música amansa las fieras”, lo que despertaría mis dudas y sospechas hacia quién y por qué nos quieren mansos, o puede que ya nos hallamos dado cuenta de que ese tópico es tan falso como cualquier otro, y que hay música que para nada nos amansa, sino que nos invita a sacar nuestro sentimiento más guerrero o a no parar de bailar y movernos.
Para concluir decir que alguien habló de música popular, y cuando mi interés se despertó de golpe, volví a quedarme con cara de tonto al ver que se refería a música como la de los Beatles, etc…, lo que inevitablemente lleva a plantearme nuevos interrogantes acerca de la separación de lo más pulsional, de lo que supongo que originariamente nos unía a las raíces de las que surgió ese impulso de hacer música y no hablo de la creatividad, que ese es otro invento más de quienes, como la SGE, quieren mantener o montarse su particular negocio. Los procesos creativos y de creación están en cada una de las personas y de eso, debiéramos de hacer una forma de vida, y no una mercancía más.